Sr. Cactus

Le quiero Sr. cactus, le quiero. ¿ Sabe que el contacto físico es importante, Sr. Cactus?  Ya no me queda sitio en las manos para más arañazos.

La mesa está llena de sangre, fruto de mi amor.

Pinchos — Pinchos — Silencio

Carne — Carne –Silencio

Herida –Herida –Silencio

Sangre — Sangre –Silencio

¿Sientes también frio, Sr. Cactus? Vuelvo a buscarte Sr. Cactus, pero como un erizo de mar, como un pequeño puercoespín , tus puas me devolverán el abrazo.

Todo apunta al Paraíso

Si algún día te pones a contar, descubrirás pájaros que lloran, bufandas tristes deshilachadas y un cajón lleno de cuchillos sin afilar. Pero no te preocupes, porque el mundo está hecho de abrigos que nunca  dan calor, sales insolubles y manchas que nunca dejarán de existir.

Y todo apunta al Paraíso.

Alcantarillas destapadas, bastones sin dueño, malas suertes perdidas  y encontradas.

Oro despreciado, películas sin final, adhesivos que no pegan, imperdibles perdidos, energía consumida, zapatos sin su par.

Bienvenido al Paraíso.

Tragar, engullir y correr

Tragar, engullir y correr baja las escaleras con lágrimas en los ojos, dos pisos más bajo, llora.

Tragar, engullir y correr saborea el salado flujo de sus ojos mientras piensa que no hay nadie en el mundo con mayor tristeza.

Tragar, engullir y correr se pregunta que sucedería si dejara de moverse, pero sigue arrastrándose escaleras abajo.

Tragar, engullir y correr  tiene las manos frías como la piedra, todo su cuerpo arañado por oscuras enredaderas.

Ya en la calle tragar, engullir y correr  sigue avanzando a pesar de la lluvia, huye apartandose de la gente, y traga saliva, y traga otras muchas malas cosas mientras una idea destructiva va echando raices en su enmarañada cabeza.

Mi lugar

Ahora sé que en esa casa vive una pequeña criatura de ojos tristes, vestido encantador y pequeños zapatos negros.

Juega y ríe y pinta
baila ,canta y llora.

Demasiados lapices de colores, para una sola niña. ¿Es para ti toda esa hoja en blanco?

Asiente, sonrie,
y sigue dibujando.

Recuerdas, me lo prometiste

No tener tiempo para dibujar y escribir me pone realmente triste. Es como si algo dentro de mi me susurrara : “Recuerdas, me lo prometiste!!”
Desconozco quien me habla desde dentro de mi piel. Pero siento que se lo debo, que he de hacerlo para divertirle y satisfacerle. Pero es realmente travieso, hace que me ponga a pensar en otras cosas cuando estoy ocupada. Y eso puede ser peligroso. Creo que el momento en el que ese ser tiene más poder sobre mi, y entiendo todo lo que me dice es en sueños.

“Recuerdas, me lo prometiste” ponía esta mañana en el espejo del cuarto de baño con el vapor de la ducha. También lo ponía en la sopa de letras de anoche. Se fueron formando las palabras hasta que me las acabé comiendo. Y fue también el resultado del crucigrama del autobús. Y sé que aunque grita nadie puede oírle ni verle. Que solo me habla a mi. Sé que donde está a veces hace frío, por eso ríe libremente cuando duermo en mi cama.

Pocas veces permanece callado. Cuando lloro, cuando miro las estrellas, cuando permanezco seria en silencio. Es como un ángel de azúcar que dice  “arranca los pétalos de las flores y te diré toda la verdad”

Yo sé que es quien dibuja mis lágrimas  hacia afuera.
Y quien me hace cosquillas en el paladar hasta que me levanto de la silla.
El que me castiga con dolores de cabeza, el que me ruboriza con su pincel desde dentro.

Algún dia te buscaré y te haré un retrato, aunque para eso deba abrirme en canal y sacar todo lo que haya dentro, también lo prometo, recuerdalo.

El Sastre

Fue en uno de mis nocturnos paseos cuando conocí a el sastre. Su negocio permanecía iluminado mientras el resto de luces hacia horas que descansaban. Al pasar cerca de su puerta, el ruido de una maquina de coser llegó hasta mis oídos. Rítmico, mecánico, tac tac tatc tac. Empujé la puerta de su humilde lugar de trabajo y le vi allí sentado, de espaldas. Sus hombros y los mechones de  pelo azabache caían hacia delante mostrando una postura encorvada y débil. En la máquina de coser no había ninguna tela, no había hilos, retales ni botones.

La habitación parecía extrañamente vacía para ser un taller de costura, excesivamente oscura y sucia. Supongo que me escuchó entrar, porque dijo con una voz dulce y muy lentamente:

“Me encantan los trajes”.

Giró su cabeza hacia mi y sonrío. Tenia unos ojos tristes y apagados, casi cerrados:

“Acerquese por favor”

Tal y como me iba a cercando sus ojos se llenaron de vida mientras me inspeccionaba, y se abrieron del todo, mostrándome los ojos más redondos que jamás había visto.

Señaló una silla. Me senté y empezó a hablar:

“La piel es una historia hermosa y trágica a la vez. Es nuestro suave disfraz. Es una cáscara, un cajón donde guardamos heridas cosidas, otras abiertas, otras que nunca cerrarán. Y el recuerdo de partes besadas, lamidas, mordidas y golpeadas. Hay piel a la que nunca da el sol, piel que nunca ha sido tocada. Trajes nuevos o manchados y arrugados. Toda piel debe ser alguna vez pellizcada y arañada, para eso fueron diseñadas las uñas, no cree?

Toda piel debe ser llevada de una forma sensual y sensible, casi exhibida. Hay una clara incomodidad en tocarla de forma intencionada, en olerla, en impregnarse del olor ajeno. Eso es algo que no puede ser negado…

Cuando le vi entrar lo primero que noté fue su olor. Luego enseguida adiviné que tiene usted una piel maravillosa.”

Acto seguido se levantó, dejándome ver una altura fuera de lo normal. Avanzó ávido , y mientras se abalanzaba sobre mi, dijo con una morbidez suprema:

Por cierto, le he dicho ya que soy sastre?


Video-Little-red-hood

Little Red Riding Hood

By request of the Inkscape development team, I recorded the complete drawing process of my “Little Red Riding Hood” illustration. Around 4 hours of work in a 8 minutes video. Leer más

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Nak-Nak and her Servants” custom Symbiote

Final images of my custom for the upcoming “For the love of Vinyl” show at Dragatomi opening this Saturday. “For the Love of Vinyl” features customs on the Symbiote vinyl platform by 25 talented artists, designers, and customizers from all over the world. Leer más