Jane

“Jane descubrió cierto día que mucho más gratificante que ir follándose a trozos de carne por ahí era follarse cerebros. Solo los profanos en la materia y los perros hacían lo primero.

Cuando salia y se encontraba con alguien lo primero que deseaba follarse era su cuerpo. Ya fuera joven , viejo, terso, bronceado, alto, bajo… eso es todo lo que podía percibir y le resultaba secundario.

Pasados unos minutos era capaz de vislumbrar parte del cerebro a través de la mirada. Su hambre podía aumentar si se adivinaba algo interesante. O disminuir automáticamente, no importaba lo suculento que le había parecido en un primer instante aquel bocado.

Pero aún no había acabado el acercamiento. Contra más conocía un cerebro mayor era su deseo, siempre que este alcanzara sus altas expectativas.

Cuando en raras ocasiones su cuerpo llegaba a tocarse con otro casi le molestaba, era más un complemento que la diversión en si. Era muchisimo más interesante la charla que precedia al acto, o el juego que su cerebro se llevaba entre manos mientras el encuentro sucedia.”

Sonrisa

Hay días en los que parece que nada nada nada puede borrarte una sonrisa de la cara. Aprendimos a sonreír algún día o es algo que viene inexplicablemente unido a nuestra morfología?
Tenemos una serie de reacciones a ciertos estímulos, cosas que nos hacen llorar, reír, nos producen dolor…creo que la sonrisa es la más hermosa de todas.
Aunque no seamos conscientes, hay cierta sorpresa en ver sonreír a un desconocido por primera vez, ya que no hay dos sonrisas iguales.
Algunas nos parecen francas y sinceras, otras amenazadoras, otras deshonestas, otras forzadas.
El sentimiento que más trasmiten es de tranquilidad, hay una paz infinita en algunas sonrisas.

De la misma forma que desde el momento en que te fijas detenidamente en una cara, en cualquiera, te parece increiblemente bonita de alguna forma, nunca vuelvo a ver las cosas igual después de una sonrisa.

Mi puerta

De como perdí la manecilla que abría mi puerta…

Parecía enferma, cada día estaba más ridícula y floja. Mi primera reacción fue de enfado: maldita puerta. Diseccioné toda la cerradura con aquel destornillador poco higiénico. Manchó mis manos con su grasa, yo dejé rodar todos sus tornillos por el suelo. Estábamos en paz.

Apareció entre mis dedos una pequeña pieza con forma de espiral, ella era la culpable. Pero mi enfado se transmutó en tristeza, estaba herida de muerte, era tan solo una víctima.

Lloré su perdida, el aire silbaba a través de la puerta una canción póstuma. Busqué y busqué una pieza como aquella, no hubo respuesta, las piezas de su especie se habían extinguido.

Tuve que cambiar toda la manivela, me sentí una sucia traidora. Yo estaba contenta con mi antigua puerta. Jamás se había apartado al ir yo a asirla.

A veces pienso que soy una vieja cascarrabias, pero no me gusta que me digan lo que se supone debo hacer.

Y justo unos instantes después ya habia vuelto a perder el guión de mi propia história….

Homenaje

Me la encontré una mañana,
se sentó frente mio
y empezó a desenmarañar su pelo
con bastante brutalidad,
mientras este, de naturaleza indomable
luchaba por seguir amarrado a su cabeza.

Aquella que jamás tuvo un trono,
que tuvo que abandonar sus tierras,
comenzó a gritar y ocultó el rostro.

Primero no supe si lloraba o reía,
era incapaz de entender ni una sola palabra
que susurraba, repetía y gritaba.

Era el canto por algo perdido,
tan grande que lo sentí como propio.

Todo me pareció débil y perecedero,
pero como de costumbre
yo me bajé en mi parada.

La Niña Cazamariposas II

(Extraído del diario de la niña cazamariposas)

Hoy me ha vuelto a mirar con desprecio. Maldito arco iris. Todo lo que hay en este espantoso lugar me recuerda y reprocha mi fealdad de mortal.
Ni siquiera cuando duermo y sueño salgo de aquí, es como no dormir. Caminar por aquí solo me produce efectos desagradables, todo es tan colorido que me ciega, los colores parecen abominablemente  saturados, orgullosos de su existencia.
No puedo hablar con nadie, solo me rodean peces y pájaros. Y menudos son. Los pájaros cantan a lo lejos, hasta que me acerco. Entonces se callan y empiezan a susurrarse unos a otros y a mirarme con sus pequeños ojos inquisidores. Nunca voy a saber que es lo que dicen en su maldito lenguaje de pájaros… Y lo de los peces es peor, porque no dicen nada. Solo me observan con sus redondos y plateados ojos y se marchan si me acerco demasiado. Ni siquiera mis zapatos suenan en la hierba. En este lugar sol  no calienta, solo abrasa mi piel.

Y el olor, mejor dicho la falta de olor.

Las flores. Estoy rodeada de ellas, todas de una hermosura insultante, pero ni estas ni las doradas bestias que sé que se ocultan desprenden ningún olor. Ni el río. Solo corre silencioso y oscuro. De un profundo verde esmeralda. Porque negro no es. He observado que el negro aquí no existe, ni el negro ni el gris.

Hay una criatura, la más insultante de todas, la más silenciosa y escurridiza , la que más furiosa me pone.

Desesperada, persigo a las mariposas, y cuando cazo alguna invento canciones, sobre paisajes oníricos, sobre montañas inescalables y sobre lo sola y triste que me encuentro.

Torpeza

He acabado tropezando con un niño
del cual colgaba un demonio burlón llamado Tor Peza.
Este le empujaba hacia los charcos
o hacia cualquier obstáculo de su camino.
El niño se lamentaba
mientras Tor Peza reía y reía sin parar.

La gente huía perdida por las prisas,
no fuera que aquel demonio
saltara de espalda en espalda
hasta alcanzarles.

Las manos del niño son de goma
y sus palabras a veces no son lo que a él le gustaría.

Lo veo, ahora Tor Peza duerme.
Y mientras, sueña.

Video-Little-red-hood

Little Red Riding Hood

By request of the Inkscape development team, I recorded the complete drawing process of my “Little Red Riding Hood” illustration. Around 4 hours of work in a 8 minutes video. Leer más

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Nak-Nak and her Servants” custom Symbiote

Final images of my custom for the upcoming “For the love of Vinyl” show at Dragatomi opening this Saturday. “For the Love of Vinyl” features customs on the Symbiote vinyl platform by 25 talented artists, designers, and customizers from all over the world. Leer más