Sr. Cactus

Le quiero Sr. cactus, le quiero. ¿ Sabe que el contacto físico es importante, Sr. Cactus?  Ya no me queda sitio en las manos para más arañazos.

La mesa está llena de sangre, fruto de mi amor.

Pinchos — Pinchos — Silencio

Carne — Carne –Silencio

Herida –Herida –Silencio

Sangre — Sangre –Silencio

¿Sientes también frio, Sr. Cactus? Vuelvo a buscarte Sr. Cactus, pero como un erizo de mar, como un pequeño puercoespín , tus puas me devolverán el abrazo.